ALARMA POR OLA DE DESPIDOS EN LUCAIOLI Y SATURNO HOGAR

La empresa Humberto Lucaioli, propietaria de comercios con el mismo nombre y de Saturno Hogar, comenzó a cerrar locales y a achicar personal en diferentes sucursales, dejando un tendal de despidos. Por el momento son 240 los que perdieron sus puestos laborales, muchos de ellos en la región del Alto Valle.

La noticia la conocieron esta semana cuando se acercaron, como todos los días, a trabajar. A los despedidos les quisieron hacer firmar un acuerdo en el que se comprometían a cobrar el 50% de lo que les corresponde de indemnización, a lo que los gremios de los empleados de comercio, tanto en Río Negro como en Neuquén les advirtieron que no lo hagan.

Hubo movilizaciones en Cipolletti, frente a las sucursales que aún continúan abiertas pero que de igual modo están reduciendo su planta de empleados. En esa ciudad los despedidos son 15, mientras que en Neuquén la cifra asciende a 20. Trabajadores de Centenario, Plottier, Bariloche y Bahía Blanca, entre otras localidades, están corriendo la misma suerte.

El secretario adjunto de la Asociación de Empleados de Comercio de Cipolletti, Juan Morrison, aseguró que esta situación no la esperaban. “Es terrible. Se vienen las fiestas y los trabajadores no saben qué van a hacer el mes que viene”, remarcó. Mientras que cuestionó que la forma en la que se adoptó la medida, sin previo aviso, asegurando que no hubo siquiera un llamado. “Fue alto totalmente sorpresivo”, contó.

Por su parte, el secretario general de Centro de Empleados de Comercio de Neuquén, Sergio Rodríguez, dijo que la empresa no había presentado aún ningún pedido formal de convocatoria de acreedores no declaró el procedimiento de crisis, por lo que recomendó a los despedidos “que no acepten ningún recorte”.

El neuquino advirtió que los empresarios “no actuaron de buena fe”, aunque admitió que no los sorprendió ya que observaban “un desmanejo impresentable desde el 2012” en la firma.

De uno y otro lado del río, los empleados de comercio fueron tajantes. No aceptarán bajo ningún concepto que se les pague la mitad de su liquidación final, sino que irán por el 100%, tal como lo establece la ley para estos casos. Esto, claro esta, porque aún no avanzó la reforma laboral que plantea el presidente Mauricio Macri, con la cual despedir gente se volverá mucho más fácil para los empresarios.

Ante este panorama, los empleados de comercio de la región amenazan con iniciar medidas de fuerza en cada uno de sus puestos laborales, además de movilizaciones conjuntas.

17-11-2017