ATE PARA, GRITA Y SE MOVILIZA EN DEFENSA DE SUS SALARIOS