En un contexto donde la justicia sigue mirando para otro lado y juzgando sin perspectiva de género, organizaciones de mujeres y organismos de la comunidad se autoconvocaron esta mañana en la Ciudad Judicial para pedir justicia por Delia Aguado.

La intención de la convocatoria fue acompañar la impugnación de la fiscalía a la decisión del juez Diego Piedrabuena, de apartar 4 pruebas fundamentales de cara al juicio por jurados.

Carolina Espinosa, integrante de Mumala, explicó que “al quitar estas pruebas se está restringiendo la posibilidad del jurado popular de tomar una decisión acertada respecto de lo sucedido”.

Además, señaló que esperan que Piedrabuena revea la situación, vuelva a incorporar las pruebas al expediente y que finalmente el femicida Diego Tolaba sea juzgado.  A su vez, dijo que exigen que no se deje de lado el hecho de que se trata de una victima de violencia machista y que juzguen con perspectiva de género.

Delia Aguado fue hallada sin vida el 30 de noviembre del año pasado al costado de su auto en el balneario Sandra Canale. Diego Tolaba, su ex marido y padre de sus 3 hijes, fue detenido al día siguiente del homicidio.

Desde Mumala y otras organizaciones de mujeres convocan a una marcha de antorchas el próximo viernes a las 17 para pedir nuevamente justicia.