La licencia por 45 días con goce de haberes por interrupción de embarazo, ya sea por razones naturales o terapéuticas luego de los 3 meses del embarazo transcurridos, es una nueva y enorme conquista en cuanto a políticas de género que ATEN junto a sus vocales gremiales pudieron hacer posible. Además, la aprobación trae consigo una ampliación de derechos para las docentes y el acceso a la salud integral.

El Consejo Provincial de Educación (CPE) aprobó dicha licencia, tras un largo trabajo de debate y discusión entre representantes del CPE y las vocales gremiales de ATEN.

Fany Mansilla, vocal gremial, habló con La Web Sindical y contó que con este proyecto siempre buscaron poder respaldar y acompañar a las compañeras y personas gestantes que tengan un aborto espontaneo o un alumbramiento sin vida. “Sabemos que es una situación muy difícil de atravesar, como para tener que preocuparse por no cobrar el salario”, señaló.

Mansilla rescató el hecho de que fue una decisión tomada con suma responsabilidad y seriedad por parte del Cuerpo Colegiado del CPE, además de haber sido aprobado por unanimidad.

Tal como se indicó en un comunicado de prensa publicado por ATEN, “es un derecho para usufructuar sin más requisitos que un certificado médico, sin limitaciones por antigüedad en el cargo”.

 

Marcelo Guagliardo, secretario general de ATEN Provincia y Marisabel Granda, vocal gremial, hablaron en conferencia de prensa en el CPE.