Les trabajadores del Control de Ingreso Provincial de Productos Alimenticios (CIPPA) llevan adelante un paro sorpresivo con manifestación en los puentes carreteros que unen Neuquén con Cipolletti y Centenario con Cinco Saltos, tras enterarse de graves irregularidades en el cumplimiento del convenio colectivo de trabajo (CCT) y, a su vez, el riesgo de perder sus fuentes laborales.

Según explicó una delegada de CIPPA, la medida de fuerza consiste en un paro con asambleas permanentes y aseguran que, en caso de no obtener una respuesta a sus reclamos, podrían realizar un corte total en las rutas de Neuquén, Centenario y Bariloche.

Hasta entonces, la acción gremial conlleva una volanteada sobre la ruta, a fines de difundir la problemática con les transeúntes y explicarles los “idas y vueltas” que están padeciendo con el CCT y la posible pérdida de sus trabajos.

Supuestamente, les trabajadores iban a ser trasladades al Ministerio de Producción, ya que les había llegado la información de que el CIPPA iba a dejar de existir. Sin embargo, ahora parece que todo seguirá con normalidad, aunque la incertidumbre de no saber si continuarán o no con sus puestos de trabajo genera mucho malestar en les empleades.

La delegada aseguró que todos los años, principalmente a fin de año, les trabajadores padecen de la misma inseguridad, lo cual es “totalmente injusto”.

Por lo pronto, la mercadería está ingresando sin ningún tipo de control y, en caso de que no obtengan una respuesta, la medida continuará y, de hecho, se agudizará, tras la amenaza del corte total de los puentes carreteros. “Capaz cortamos la entrada al TC”, concluyó.