Según un informe que reveló el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), el empleo privado -durante el último año de gestión de Mauricio Macri- tuvo una caída de 12 mil puestos por mes, lo que arroja una destrucción total de 120 mil empleos durante 10 meses.

Asimismo, el informe arrojó que la pérdida podría llegar a los 145 mil puestos de trabajo durante el 2019 y, a su vez, advirtió que los indicadores de actividad están “por el piso”. En ese sentido, explicaron que el PBI caería un 3.1% y acumularía una baja total del 5% en 4 años, mientras que la producción industrial sufrió una caída interanual del 7.2%. Estos resultados, arrojan “la peor recesión desde el 2009”.

En cuanto a los salarios, la caída realmente se sintió en varios sectores de la población como en les jubilades, quienes sufrieron una pérdida del 16% y los salarios reales de les trabajadores formales cayeron aproximadamente un 3% (en lejos “mejores” casos).

Lamentablemente, la producción, el empleo, los salarios, las jubilaciones, las pensiones y las reservas en el Banco Central sufrieron una enorme caída, mientras que la tasa de interés, la inflación, el dólar y el riesgo país subieron notablemente, lo que generó y sumó más problemas para los sectores más vulnerables.