Tal como se venía barajando la posibilidad de que los acuerdos salariales no cuenten con cláusula gatillo, el presidente Alberto Fernández se terminó de manifestar en contra de dicho método de actualización trimestral según inflación, ya que considera que se trata de un mecanismo de “indexación” que no hace más que perjudicar la normalización de la economía.

En ese sentido, Fernández dijo que “la indexación de la economía es lo peor que le puede pasar a la misma economía” y que, a su vez, que entiende que se trata de un acuerdo “legítimo”, aunque termina siendo otro de los mecanismos de índice para la economía.

Por otra parte, afirmó que su deseo es que “la economía empiece a tranquilizarse” y que, con mucho esfuerzo, aseguró que poco a poco lo van logrando.

Lo cierto es que el gobierno de Fernández ya tomó una serie de medidas para tratar de golpear el bolsillo de les trabajadores, como lo es el congelamiento por un plazo temporal de las tarifas de servicios públicos, del transporte, los peajes y el combustible. “Congelamos todo para que nadie vea deteriorar sus ingresos. El Estado está haciendo su parte, pero necesitamos, de ahora en más, que cada uno haga su parte también”, expresó.

Por último, señaló que es infalible que la economía pare de indexarse porque, caso contrario, será muy difícil parar la inflación.