La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Río Negro logró, una vez más, la reincorporación de varies trabajadores despedides del municipio de Campo Grande y, a su vez, estableció un horario fijo de refrigerio y la distribución igualitaria de las horas extras.

El acuerdo llegó por parte de la asesora legal de la comuna y la secretaria general de la seccional de Cinco Saltos de ATE, Dora Fernández, quienes se enfrentaron cara a cara en la segunda audiencia, en la sede de la Secretaría de Trabajo.

“Hemos alcanzado un acuerdo de buen entendimiento y predisposición de ambas partes en beneficio de los trabajadores y la comunidad”, expresó Dora y, a su vez, agregó: “Ambas partes nos comprometimos a seguir dialogando de cara a la próxima apertura paritaria”.

Desde el gremio estatal aseguraron que no olvidan que hubo una “restricción en el volumen de las horas extras disponibles”, lo que generó, en definitiva, un ajuste en el bolsillo de les trabajadores.

Esto, según Fernández, se podría convertir en la nueva problemática de les trabajadores, por lo que se generaría un nuevo motivo de reclamo en los ámbitos que se vean afectados en caso de que haya mala intencionalidad en la distribución de las horas

El acta firmada entre las partes, también indica que se dará por finalizado los maltratos laborales en un ítem que indica “respeto mutuo” entre las partes, lo que el gremio valoró y espera su total cumplimiento.