Luego de su gira por Europa y la visita al Papa Francisco, el presidente Alberto Fernández recibirá en manos el borrador sobre la despenalización y la legalización de la interrupción del embarazo, previo al comienzo de las sesiones ordinarias del Congreso.

Hace aproximadamente 3 semanas, Fernández dejó a cargo de la redacción del proyecto a la Secretaría Legal y Técnica, encabezada por Vilma Ibarra, quien está acompañada por un equipo de los ministerios de Mujeres, Género y Diversidad, y de Salud.

El anunció llegó ayer, cuando el presidente encabezó una conferencia de prensa respondiendo diferentes preguntas de les estudiantes del Instituto de Estudios Políticos de París. Allí, Fernández ratificó que “enviaré una ley que termine con la penalización del aborto” y acompañó la confirmación con un terrible relato.

“El aborto es un tema obligatorio que debemos resolver desde la Salud Pública. No podemos poner en riesgo la salud de una mujer; yo no puedo vivir con la conciencia tranquila sabiendo que una mujer que quiere realizarse un aborto no tiene las condiciones económicas para pagar y terminar accediendo a un curandero con aguja en mano que la termina lastimando o, en los peores casos, hasta matándola”.

El proyecto que enviará, tal como lo dijo el presidente de la Nación, incluirá la despenalización y la legalización del aborto, lo que quiere decir que no sólo dejará de ser un delito el hecho de ir a practicarse un aborto, sino que, además, garantizará la práctica gratuita en los hospitales públicos.

Por el momento, no está definida la fecha de presentación del proyecto, aunque circula que marzo podría ser el mes clave.

En paralelo, Fernández presentará otra iniciativa, que tiene que ver con la asistencia del Estado a mujeres embarazadas, con el objetivo de que no recurran al aborto por “ser pobres”, según dijo el presidente. “En ambas iniciativas, se trata de que el Estado respete y acompañe la decisión de cada mujer y que dé respuesta a diversas realidades que hoy son desatendidas: las de aquellas mujeres que deciden abortar y hoy son empujadas a la clandestinidad, poniendo en riesgo su salud y su vida, y las de aquellas que se encuentran condicionadas por situaciones de vulnerabilidad para decidir libremente continuar o no con un embarazo”.

En tanto las organizaciones sociales y la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto ya están uniendo fuerzas para que el Aborto Legal, Seguro y Gratuito se haga efectivo durante el corriente año. En ese sentido, ya lanzaron una convocatoria para el próximo 19 de febrero, a partir de las 19 horas frente al Congreso, para hacer un pañuelazo que incluya charlas, talleres, festivales de música, presentación de libros y demás.