Tras la inmensa marea verde que vivió ayer el país, en la que millones de mujeres decidieron ponerle el cuerpo y la voz para exigir aborto legal, seguro y gratuito, el ministro de Salud, Ginés González García, destacó la “impresionante” movilización y adelantó que el Gobierno está analizando eliminar “algunos factores reactivos” del proyecto que irá al Congreso de la Nación.

“Fue impresionante. Creo que el feminismo y todo esto, sociológicamente es de las cosas más importantes que pasó en Argentina durante los últimos años, porque va más allá de la legalización del aborto, tiene que ver con el rol de la mujer en la sociedad”, expresó el funcionario.

Además, celebró que pañuelazo verde que realizaron miles y miles de mujeres frente al Congreso, con “una fuerza nunca vista”. “Es algo muy positivo lo que está pasando en Argentina, porque atraviesa transversalmente a las clases sociales”, aseguró.

Por otra parte, señaló que, si el aborto fuese un tema masculino, “ya estaría resuelto hace mucho tiempo”.

En cuanto al proyecto de ley que está elaborando el Poder Ejecutivo sobre la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (ILE), González García dijo que se está evaluando la posibilidad de incorporar “algunos detalles”, como la objeción de conciencia institucional, aunque siempre tratando de preservar la cuestión de fondo: que el aborto deje de ser un delito.

Si bien aún no hay fecha exacta para enviar el proyecto al Congreso, el ministro afirmó que será una decisión plenamente del presidente Alberto Fernández, aunque cree que “será muy pronto”.