A la espera del encuentro del próximo miércoles entre el Gobierno y ATE Neuquén, les estatales sentaron postura ante una multitudinaria asamblea, en la que definieron ir a la mesa técnica con dos pedidos fundamentales: en principio, la continuidad de la cláusula de actualización trimestral y, por otro lado, la defensa “irrestricta” del sistema jubilatorio del ISSN. Además, adelantaron que, en caso de no recibir las respuestas deseadas, no dudarán en salir a las calles a cortar las rutas y tomar los edificios públicos.

El encuentro entre estatales se llevó a cabo en la Vuelta de Obligado, donde cientos y cientos de empleades votaron por unanimidad los temas a plantearse en el encuentro del miércoles que viene.

Allí, Carlos Quintriqueo, secretario general de ATE Neuquén, cerró la asamblea pidiendo a les trabajadores que sean conscientes a la hora de votar y que piensen en el futuro de sus hijes, al igual que con la caja de jubilaciones y sus salarios. “En momentos de crisis, es cuando hay que dar el ejemplo a otras organizaciones; poner el cuerpo y seguir defendiendo nuestras conquistas”, expresó.

 

Durante la asamblea también hablaron dirigentes sindicales de otras seccionales, en la que expresaron rotundamente el apoyo a la Comisión Directiva de ATE y donde dejaron en claro que la lucha está, ni más ni menos, que en las calles.

Por último, Quintriqueo no titubeó al decir que volverán a cortar las calles y a tomar los edificios públicos en caso de que el  Gobierno “siga estirando la negociación”. “Estamos donde hay que estar, con el objetivo puesto en seguir sosteniendo nuestro reclamo. Por eso estamos acá, para que vean que todos somos trabajadores conscientes de lo que vamos a ir a plantear y de lo que vamos a ejecutar si el Gobierno quiere seguir estirando la mesa y no dar respuesta en lo inmediato”, concluyó Quintriqueo.