Varies trabajadores de la educación de Río Negro agrupades en UnTER se encuentran realizando grandes proyectos de elaboración de alcohol en gel, antiparras de proteccion y protectores faciales, a fines de ayudar a otras comunidades en el marco de la pandemia del COVID-19.

Según informaron desde la comisión directiva de UnTER Central, trabajadores y trabajadoras de toda la provincia no sólo decidieron poner cuerpo y alma ante la pandemia, sino que se pusieron «la camiseta de la solidaridad y la empatía», para construir diferentes dispositivos que tienen como fin mantener la comunicación con las comunidades educativas y, de esta forma, llegar a todes les estudiantes con varias actividades de ayuda.

«Queremos destacar el trabajo de lxs compañerxs de los CET (Centros de Educación Técnica) de los distintos puntos de Río Negro quienes, además de preocuparse y ocuparse de sus estudiantes, están en medio de maravillosos proyectos para ayudar a otras instituciones de la comunidad», expresaron desde el gremio, a través de un comunicado de prensa.

Señalaron que el CET N° 5 de Cinco Saltos elaboraron 30 litros de alcohol en gel, los cuales fueron donados a hospitales y policías de la zona, «una vez más, mostrando solidaridad y compromiso con la comunidad».

Asimismo, trabajadores del CET N° 18 de Villa Regina donaron dispensers de alcohol en gel construídos por elles mimes, que serán colocados en diferentes sectores del hospital local y en varios centros de salud, para evitar la manipulación con los potes. Además, donaron más de 300 barbijos que utilizan con sus estudiantes, ya que -actualmente- quienes más lo necesitan son las comunidades hospitalarias.

Por otra parte, también se está trabajando en la construcción de antiparras y viceras para la protección del rosto, con la ayuda de impresoras 3D, para todo el personal médico de los hospitales de las diferentes localidades de Río Negro. «La idea es que estén protegidxs al atender a posibles pacientes infectadxs de coronavirus», explicaron.

Quienes participan de ello son les trabajadores del CET N° 16 de Cinco Saltos, N° 28 de Bariloche, N° 18 de Villa Regina, N° 26 de Ingeniero Jacobacci, N° 31 de Villa Manzano, N° 15 y N° 30 de Cipolletti, N° 19 de San Antonio, N° 34 de Los Menucos y el CET N° 4 de Conesa.

«Estamos orgullosxs de la calidad humana de nuestrxs compañerxs. La docencia rionegrina enarbolando más que nunca la bandera de la escuela que nos iguala, nos transforma y nos define como sociedad; la de la Escuela Pública, tan bastardeada por algunxs, y tan defendida, valorada y admirada por muchxs más», concluyeron desde UnTER Central.