Al comienzo de la pandemia y del aislamiento social, preventivo y obligatorio, las salas teatrales de toda la provincia de Neuquén habían recibido el ofrecimiento de un subsidio de emergencia por parte del Ministerio de las Culturas, para que puedan afrontar los gastos. Sin embargo, hasta el momento la gran mayoría de las salas no han recibido ni un peso por parte del Gobierno.

Ante la desidia del Ministerio de Cultura, las salas decidieron enviar una carta firmada por las partes afectadas, a fines de buscar una respuesta positiva al reclamo y, principalmente, al compromiso asumido por el Ejecutivo.

La Web Sindical habló con Verónica Martínez Durán, responsable de la sala Deriva Teatro y explicó la lamentable situación que les toca atravesar a todes les artistas y las salas teatrales.

Contó que al principio de la cuarentena, el ministerio sacó unos flyers informando que «estaban elaborando una contingencia para las salas» y otro flyer más indicando que iban a otorgarles subsidios a aquelles artistas que no tengan ninguna entrada extra, más que la entrada a las funciones. «Dijeron que iban a darnos una ayuda económica para pagar los alquileres de los salones durante marzo y abril, y también para enfrentar los gastos de mantenimiento y servicios. Eso, jamás llego a nosotros y por eso estamos reclamando que ese dinero se haga efectivo, ya que la mayoría de las salas no lo hemos recibido».

Lamentablemente, Verónica aseguró que se hace muy difícil sostener las salas cerradas y más aún sin ninguna entrada de dinero. De todas formas, el Instituto Nacional del Teatro (INT) está entregando un subsidio anual (el cual varía según la cantidad de espectadores) y que, hasta el momento, solo lo cobraron 3 salas que están utilizando el dinero para pagar algunos gastos, aunque claramente con eso solo no alcanza para todo.

En cuanto al subsidio que el Ministerio de Cultura se comprometió a dar, Verónica exigió, una vez más, que se haga efectivo ese dinero porque «realmente lo estamos necesitando».

También dejó entrever su malestar porque desde el Ministerio están diciendo que el dinero ya fue entregado y que las salas ya recibieron el dinero del INT, por lo que «no estarían necesitando más dinero». «Queremos aclarar que eso es totalmente falso, porque nosotros pagamos muchísimo de alquiler, de mantenimiento y al personal que trabaja dentro que está sin un peso y es evidente que necesitamos la plata».

Por último, habló de les teatristas, quienes se encuentran sin trabajo y muchos no están pudiendo dar clases, por lo que no pueden acceder a un sueldo, al igual que les artistas que viven de hacer funciones y, en este momento, no están percibiendo ningún tipo de dinero. «Muchos trabajamos como monotributistas y lo que hacemos son funciones. Por eso, nos interesaría también que este aporte o subsidio que prometió el Ministerio de las Culturas también llegue a aquellos compañeros que están más vulnerables», concluyó.