La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Río Negro, solicitó que se abra una investigación en la Unidad de Gestión Local de General Roca, donde en vez de comprar mamparas de acrílico para los boxes de atención, colocaron nylon, calificado como «inservible».

Según explicó el gremio, desde nivel central y tras la apertura de un expediente y trámite simplificado de compra, se autorizó a la obtención de mamparas de acrílicos en la UGL XXVII, como caso testigo en el país.

«Nos encontramos con la sorpresa de que, en vez de mamparas, se están colocando hules que no sirven para proteger de la propagación del virus a los trabajadores, a las jubiladas y jubilados», señaló Romeo Aguiar, delegado de ATE.

Agregó que, de esta forma, ven complicado el retorno a las actividades normales como pretenden desde el instituto, ya que estarían poniendo en peligro la salud de todes.

Asimismo, desde el gremio estatal pidieron que se ponga en observación las conductas de les funcionaries involucrades e insistió, una vez más, en que si no se adoptan las medidas adecuadas, durante las próximas semanas «las delegaciones de PAMI se convertirán en centros de contagios masivos para la franja social más vulnerable frente al coronavirus».