El Consejo Directivo de UnTER Central, celebró el fallo de la Cámara Laboral de Viedma, quien salió a favor de una trabajadora de la Educación que demandó con el patrocinio, acompañamiento y asesoramiento del sindicato, a una escuela privada, tras imponerle un contrato a término que «no existe en el régimen laboral docente» y, además, por impedir su licencia por maternidad.

Según la Justicia, «la docente no cesaba su labor por un contrato a término y el derecho a la licencia por maternidad debía respetarse por la Resolución 233/98, conquistado por el fruto de la lucha de UnTER durante años».

Por su parte, el gremio docente explicó que la demanda concluyó con lo que siempre han sostenido desde el sindicato y que es «que las escuelas privadas tienen que responder a la normativa educativa». Por eso, es obligación otorgarle al personal femenino 180 días corridos de licencia por maternidad, con goce íntegro de los haberes.

«Este fallo es un logro laboral de la compañera y también del sindicato. Por eso, celebramos la garantía de derechos», señalaron desde UnTER.

Asimismo, explicaron que el régimen laboral docente, que contempla las licencias, es la garantía que se le ofrece a les estudiantes de que el/la docente que tienen enfrente está en condiciones de llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje y que no les va a exponer ante ninguna enfermedad. «Es lo que pone de manifiesto este momento histórico que estamos atravesando a raíz de la pandemia; de ahí se desprende que la salud de lxs docentes es relevante para la comunidad educativa», agregaron.

Por último, destacaron nuevamente el logro de la docente y el accionar de la Justicia. «Reivindicamos el trabajo de lxs secretarixs generales de las 18 seccionales de la provincia, que con el asesoramiento de nuestrxs abogadxs acompañan a cada compañerx que lo necesita. UnTER, siempre en defensa de los derechos de lxs trabajadorxs de la educación».