Este jueves y viernes, les trabajadores de la educación agrupades en ATEN llevarán a cabo un apagón virtual, en defensa de sus condiciones laborales y para exigir la educación como un derecho social, ante las reiteradas irregularidades por parte del Gobierno Provincial.

De la acción, también participarán las familias de les alumnes, quienes fueron convocadas por el gremio para «realizar una medida contundente, que visibilice las necesidades de todes y que nos fortalezca como comunidad educativa», expresaron desde ATEN, a través de un comunicado de prensa.

Explicaron que, desde el inicio de la cuarentena, les docentes han planteado la necesidad de que el Gobierno garantice el derecho social a la educación, aunque hace dos meses que la problemática «se profundiza» día a día y las desigualdades económicas y sociales salen más a la luz.

«Notamos que también se profundiza la imposibilidad de nuestros estudiantes, de poder acceder a una educación pública gratuita. Si bien la pandemia nos impuso una forma diferente de enseñar y aprender, hoy la educación pública no está siendo gratuita», aseguraron desde el gremio docente.

Ante esta situación, ATEN exige que el Estado tome cartas en el asunto y garantice los recursos necesarios para que, tanto docentes como estudiantes, puedan acceder a una clase virtual. Además de dispositivos tecnológicos y conectividad, pidieron alimentación y sanidad asegurada para todes.

Otras de las exigencias del gremio docente son la cobertura de cargos y horas cátedras, por las cuales están peleando desde que inició el aislamiento social, preventivo y obligatorio, y por las jubilaciones y la deuda que el Gobierno mantiene con el Instituto de Seguridad Social de Neuquén (ISSN).

«El apagó virtual consiste en dos días en los que apagamos nuestras computadoras y celulares para no realizar ninguna actividad vinculada a lo escolar, ya sean tareas, comunicaciones virtuales o actividades con los materiales impresos», señalaron desde ATEN.

Afirmaron que les docentes no estarán en clase y les estudiantes no tendrán tareas para que, de alguna u otra forma, el Gobierno resuelva las problemáticas educativas que hay y dé una respuesta con carácter de urgencia. «Esta es nuestra nueva forma de protestar y reclamar en estas épocas», anunciaron desde el gremio.

Por último, instaron a que las comunidades se sumen con imágenes, fotos o videos que expliquen la razón por la cual se manifiestan, a fines de visibilizar la problemática socioeducativa en toda la provincia.