A 5 años del primer grito por «Ni una menos», mañana habrá una nueva jornada de lucha en la que las redes sociales se pintarán violeta para exigir «Emergencia en violencia de género YA» y «Basta de femicidios». En principio, de 17 a 19 se realizará un Twittazo, bajo los hashtag #NiUnaMenos #EmergenciaEnViolenciaYA; a las 18 habrà una lectura de documento colectivo; a las 19 se llevará a cabo un ruidazo nacional desde las casas y a las 21 proyectorazo.

El primer «Ni una menos» fue en el 2015, cuando miles y miles de mujeres se movilizaron por todo el país, luego del femicidio de Chiara Páez, una joven de 14 años asesinada en Rufino. Desde ese día, la lucha contra la violencia machista no cesa y los pañuelos violetas se presentan en cada esquina del país.

Desde el Voluntariado contra la violencia hacia las mujeres de Neuquén, explicaron que a raíz de la emergencia sanitaria y del aislamiento social, preventivo y obligatorio por el COVID-19, las formas de manifestarse debió modificarse, «pero no la potencia con la que lo haremos». «Proponemos manifestarnos desde nuestras casas y balcones sacando el pañuelo violeta; en los comedores y merenderos, y con un gran twittazzo y ruizado federal», señalaron a través de un comunicado de prensa.

Por otra parte, aseguraron que la cuarentena «agrava» la situación de violencia hacia las mujeres, ya que muchas conviven con su agresor y, lamentablemente, los femicidios no frenan y los dispositivos estatales no terminan de «dar una respuesta».

En lo que va del 2020, se registró un femicidio cada 20 horas. 

«Porque avanzamos en que se reconozca institucionalmente el trabajo de las promotoras, pero urge el reconocimiento económico; porque también se agrava la situación de las travestis y trans, creciendo los desalojos y travesticidios; porque necesitamos la declaración de la Emergencia en Violencia en el marco de la Emergencia Sanitaria para disponer de los recursos presupuestarios que hoy no tenemos y porque exigimos un impuesto a las grandes fortunas para que quienes se enriquecieran y poseen las mayores riquezas aporten un impuesto de manera extraordinaria que, entre otras cosas, podría financiar la emergencia en violencia. Por eso, este 3 de junio, todas gritamos «Ni una menos»», concluyeron desde el escrito.