El secretario adjunto de ATE Nacional y secretario general de la CTA Autónoma de Río Negro, Rodolfo Aguiar, aseguró que la posibilidad de que el Gobierno implemente un salario universal se trata de una decisión «acertada», ya que «responde a una urgencia  social y a una imperiosa necesidad económica luego de la parálisis mundial que aquí lleva más de 100 días”.

Según circula desde Nación, la posibilidad de implementar una renta universal está cada vez más cerca, por lo que Aguiar destacó el enorme avance que le permitirá a millones de hogares salir de la pobreza, asegurándose las mínimas condiciones de subsistencia. «También significará una inyección de recursos en los sectores populares para lograr una inmediata reactivación del mercado interno», agregó Aguiar.

Según trascendió, el ingreso sería complementario a la Asignación Universal por Hijo (AUH), que actualmente es de $3.102.

«¿De qué va a servir que los comercios abran sus puertas o levanten las persianas si no va a entrar nadie a comprar? La crisis económica generada por la pandemia es grave y global. De un total de 190 naciones, 175 tendrán un crecimiento negativo durante el 2020. Las fronteras adquieren más importancia que nunca. Los países se van a cerrar y desaparecerán los mercados externos provocando una abrupta caída de las exportaciones”, señaló el adjunto de ATE.

Si bien Aguiar entiende la compleja situación que atraviesa el país a raíz del parate económico que trajo consigo la pandemia, considera que el salario universal lo necesitan las personas, pero aún más el país.  «Con una renta universal que iguale al salario mínimo de $16.875, sumado a un aumento de la AUH (pasando de tres mil pesos a cuatro mil), una familia tipo podría percibir un ingreso de 42 mil pesos, superando la línea de pobreza», concluyó el sindicalista.