Este viernes, la CONADU Histórica convoca a una jornada nacional de protesta que conllevarán apagones virtuales y actividades de difusión, según decida cada asentamiento. La acción tiene que ver con el «descontento» de les docentes, quienes hace 3 meses trabajan de forma virtual, sin el apoyo económico ni tecnológico por parte de los gobiernos nacional y provincial.

La jornada se sentirá en los 24 asentamientos de base de la CONADUH, quienes votaron por unanimidad llevar a cabo una acción gremial que tenga como fin visibilizar las problemáticas con las que lidian día a día en el marco de la pandemia.

«La medida de protesta obedece al descontento de la docencia universitaria y preuniversitaria argentina, que desde hace más de tres meses estamos sosteniendo el trabajo docente de manera remota desde nuestros hogares, conteniendo a más de 1.7 millones de estudiantes. Tarea que venimos realizando sin apoyo económico ni tecnológico de las y los rectores de las Universidades Nacionales ni del gobierno nacional», expresaron desde la confederación universitaria.

Aseguraron que el aislamiento social, preventivo y obligatorio ha perjudicado notoriamente el trabajo y el aprendizaje virtual, ya que muchos hogares -tanto de docentes, como de estudiantes- carecen de espacios adecuados para enfocarse en las tareas o por la falta de recursos tecnológicos y/o de Internet.

«La consecuencia inmediata para los docentes es el sobretrabajo, lo que se suma a la ausencia del reconocimiento de nuestra tarea, ya que seguimos subsidiando con nuestros sueldos el cursado y los exámenes a lo largo de todo el cuatrimestre», expresaron desde la CONADUH, desde un comunicado.

Por otra parte, se mostraron molestos por las fallidas reuniones paritarias del 2020, tras haber padecido recortes en la cláusula gatillo lo que les generó que «nuestros ingresos queden muy por debajo de la inflación acumulada». «Esto se ve más agravado por el reciente decreto de (Alberto) Fernández, quien habilitó el pago fraccionado al medio aguinaldo al personal del Estado. Necesitamos urgente la convocatoria a una mesa de negociación», escribieron desde la CONADUH.

Ante todas estas irregularidades, aseguraron que las mínimas condiciones de trabajo están siendo «violentadas» y que «este no es el camino». «Con este tipo de medidas se descarga la crisis sobre los trabajadores/as y el pueblo, cuando deberían ser los grupos económicos que se han enriquecido con las políticas neoliberales de los últimos años, en particular con el gobierno de Macri, quienes hagan el mayor esfuerzo», exigieron desde la confederación, además de de la expropiación plena de Vicentin y la suspensión del pago de la deuda externa.

Mientras esperan que se solucionen todas las problemáticas, a les docentes no les queda otra opción que salir a manifestarse y ejercer presión sobre los gobiernos, a través de una jornada de protesta con apagón virtual y acciones de visibilización.